logo johnson

logo johnson

suscribete
    • síguenos
    • fb
    • yt
  • Call Center
    600 700 5000
YOMI ESTILO
¡Ponte alerta a las señales!
Cerca de 70 millones de personas sufren de un desorden alimenticio en el mundo. Estas...

Cerca de 70 millones de personas sufren de un desorden alimenticio en el mundo. Estas patologías son cada vez más frecuentes, especialmente en jóvenes de entre los 12 y los 24 años, y en su mayoría mujeres.

Un trastorno de la alimentación se caracteriza por anomalías en los hábitos alimenticios que pueden implicar tanto la ingesta de alimentos insuficiente como excesiva, afectando a la salud física y emocional de una persona.

La obesidad es un trastorno de la alimentación cada vez más frecuente en los niños chilenos, mientras que la anorexia y bulimia se da más entre los adolescentes. Para frenar el crecimiento de estos trastornos es muy importante potenciar la prevención, construyendo la autoestima, favoreciendo hábitos saludables y estableciendo algunas normas.

La autoestima es la reacción que tenemos hacia nosotros mismos, y se desarrolla en un primer momento gracias a las actitudes con los padres. Cuando existen dificultades para construir una identidad, el cuerpo puede adquirir una importancia excesiva, de aquí que una buena autoestima constituya un factor de protección ante los trastornos de la alimentación.

Para evitar las conductas de riesgo es necesario que los jóvenes y adolescentes tengan la información adecuada, con herramientas para resistir la presión del grupo y una actitud positiva ante la vida.

Es bueno establecer una buena comunicación dentro del ámbito familiar, para que el niño se sienta seguro y, de esta manera, sea capaz de buscar opinión y la ayuda de su propia familia cuando se enfrente a situaciones que le resulten difíciles o estresantes.

Otro consejo es adoptar y mantener hábitos saludables en otros aspectos, como la constancia en la práctica de actividad física y en el número de horas de sueño. Todo ello ayuda a llevar una vida saludable y para que sea efectivo los padres deben dejar de ser temerosos a la hora de poner ciertas reglas: ¡los horarios se cumplen!

En cuanto a la dieta de los niños y adolescentes, debe ser sana, equilibrada y variada, incluyendo todos los alimentos necesarios, con limitación de dulces y postres procesados y comida chatarra. Es fundamental comer verduras y frutas de forma variada.

Y recuerden, la negación de la enfermedad es uno de sus principales síntomas y, ante la sospecha de un posible trastorno de la conducta alimentaria, hay que pedir ayuda a un profesional.

Para más información puedes revisar los siguientes links:

-Centro de Nutrición y enfermedades metabólicas de Clínica Las Condes: https://goo.gl/yal2nY

-Centro AIDA (Atención Interdisciplinaria para Trastornos Alimentarios) https://goo.gl/o1ZbYn

-Unidad de Trastornos de la Alimentación de la Red UC Christus: https://goo.gl/jZ0g9O

¡Prevenir los trastornos alimentarios en los niños es tarea de todos!

¿Qué te pareció este artículo?
-----